top of page

Fulanitos y emprendedores.

Actualizado: 21 sept 2020




Es difícil imaginar cuántos Fulanitos han sido obsequiados en representación de los buenos deseos de alguien. Lo cierto es que estos personajes con su característica sonrisa están en camino de convertirse en un ícono en la sociedad mexicana por lo menos en cuanto a regalos para toda ocasión se refiere.


Desde hace 10 años  los Fulanitos hicieron su arribo a Querétaro. Sus primeros clientes fueron El Rinconcito en Plaza del Parque y el Café Amadeus ubicado en avenida de los Arcos. Hoy en día cuentan con aproximadamente 1,000 puntos de venta, de acuerdo a la encargada de mercadotecnia de la empresa, Christine Montenot. Fulanitos distribuye sus productos en la mayor parte del territorio de nuestro país, además de exportarlos a España, Portugal y próximamente Alemania.


La historia de Fulanitos no está exenta de los elementos apasionantes clásicos de un emprendimiento: una idea simple, echada andar e implementada con creatividad, trabajo y esfuerzo, mantenida contra viento y marea pues se cree en el proyecto. No hay un inicio formal del concepto que en la actualidad se encuentra en casi cualquier tienda de regalos para toda ocasión. Sin embargo, son dos los pilares en los cuales la empresa fundamenta su éxito y crecimiento: la creatividad y la organización.



Los productos de Fulanitos han tenido éxito gracias a la nomenclatura de negocios formada por Gabymo, directora creativa y fundadora de la compañía, y Ramiro Rodríguez, quien se encarga de los aspectos operativos, comerciales y administrativos. Con esfuerzo y persistencia, el atinado diseño de Gabymo y los conocimientos de Ramiro en procesos de producción y mercadotecnia han construido una empresa que hábilmente ha logrado ganarse la preferencia de los consumidores.


Gabymo, sobrenombre que utiliza Gabriela Moad para firmar sus trabajos, cursó la licenciatura en diseño gráfico en la Universidad del Valle de México campus Querétaro. Comenzó elaborando portarretratos con los personajes que utilizaba desde su época de preparatoria para mandar recaditos a sus amigas. Lo hacía todo, mediante un proceso artesanal los fabricaba, los vendía y, por supuesto, los cobraba.


Ramiro Rodríguez trabajó anteriormente como Gerente de Producción de la línea de refrigeradores en la empresa Daewoo Electronics, puesto que lo llevó a radicar 6 meses en Corea del Sur. Ingeniero Mecánico Administrador por el Tec de Monterrey campus Querétaro, Ramiro vio antes que nadie el potencial económico de los personajes creados por Gabymo, tanto que decidió hacer del desarrollo de productos basados en estos personajes una prioridad sobre otros proyectos.


La apuesta resultó favorable: Fulanitos como empresa, de acuerdo a Ramiro Rodríguez, registró un crecimiento en ventas del 100% anual entre 1994 y 1999. Desde el año 2000 a la fecha su tasa de crecimiento ha sido del 50% anual aproximadamente. A partir de diciembre de 2002 Ramiro está dedicado de tiempo completo a este negocio.


Sumando Fulanitos.


La aventura de Fulanitos comenzó, dice Ramiro, con Gabymo, un serigrafista y él mismo de manera eventual. Actualmente, 63 personas colaboran en la empresa.


Las líneas de productos han crecido y cambiado desde la primera de los portarretratos. En 1999 se lanzaron las tarjetas y las libretas. Hoy día, suman 16, entre las que se cuentan tarjetas, calcomanías, peluches, playeras y estuches. El desarrollo de nuevos productos responde a los requerimientos del mercado que cada día es más demandante.


Gabymo es quien se encarga de generar y dar forma gráfica a las ideas de los productos. Factor importante son los trazos simples de los personajes en la aceptación del público pues permiten colocar la marca en un rango de mercado consumidor amplio, que puede ir de los 3 a los 23 años principalmente. Mención aparte merece la conceptualización de cada personaje, con sus rasgos individuales aunque conservado sus sonrisas característica, trabajo que requiere de la sensibilidad artística tan particular de Gabymo, y que ha traído al mundo a los 14 fulanitos actuales.


El departamento de mercadotecnia recolecta los datos de venta para determinar la estrategia a seguir con los personajes y enfocar los esfuerzos en la comercialización de los personajes.


Una de las herramientas que sirve para medir el éxito de cada personaje y producto es, sin duda, la página web que desde hace un año está funcionando. Fulanitos.com recibe la nada despreciable cantidad de 250,000 visitas al mes en promedio de acuerdo a datos proporcionados por la misma empresa. Este sitio web pretende ser simplemente un canal de información y entretenimiento para los interesados en actualizarse sobre temas de Fulanitos. La programación se realizó de forma externa mas las actualizaciones son hechas de manera interna e incluyen juegos interactivos y muestrarios de productos.


El apoyo en punto de venta se ha convertido de vital importancia en la estrategia de Fulanitos. Según Christine, esto se debe a que la fama de Fulanitos se ha logrado sin necesidad de publicidad en medios masivos, debido, por un lado, a la enorme cantidad de recursos que serían necesarios para cubrir todas las plazas a nivel nacional, pero también a la conveniencia de poder controlar el crecimiento de manera ordenada. El diseño del material P.O.P. se lleva a cabo internamente y toma en cuenta las características particulares de cada tipo de cliente.


La distribución es directa y exclusiva teniendo contacto directo con las tiendas que venden Fulanitos. Esto evita la inflación de precios desproporcionada y da la oportunidad a los comerciantes de tener un buen margen de ganancia.


La presencia de Fulanitos en México se extiende a casi todo el país, siendo sus principales mercados la ciudad de México y Guadalajara. Se cuenta con una flotilla de distribución propia para la ciudad de México y una oficina de representación comercial en Madrid, España. Llama la atención su enfoque en países europeos en lugar del estadounidense. “Queremos aprovechar la oportunidad que el idioma nos da para no duplicar costos de producción”, comenta Ramiro, y añade: “hemos estado presentes por dos años consecutivos en la Feria Internacional de Frankfurt y de ahí surgió la posibilidad de ingresar al mercado alemán través de un socio”. Puntualiza: “Bancomext ha sido un excelente apoyo para nuestras exportaciones, estamos muy satisfechos”.


Otro lanzamiento, este el más reciente de la compañía, es una tienda experimental en Plaza Boulevares de Querétaro, con el fin de evaluar la conveniencia de otorgar franquicias. Inaugurada el mes de mayo pasado, la primera tienda temática basada en el mundo de Fulanitos ha obtenido una excelente respuesta por parte del público, según Christine Montenot.


La concesión de licencias es otra línea de negocios la cual se observa con buena perspectiva para la compañía. Actualmente se trabaja para comercializar playeras con la imagen de los Fulanitos y se analiza la propuesta de libros infantiles.


Desde hace años Fulanitos es una marca registrada. Un riesgo latente, reconoce Ramiro, es la piratería. Han encontrado casos en muchas ciudades de nuestro país principalmente en la ciudad de México. Y enfatiza: acerca de la competencia desleal: “hay muchos monitos, pero solo unos Fulanitos. Los Fulanitos son forma y son fondo, nos sustentan bases sólidas que no son fácilmente imitadas, aunque, claro, cuando algo tiene éxito surgen las imitaciones”.


Fulanitos para rato.


Han pasado 10 años de Fulanitos. El crecimiento es evidente. Del espacio similar al de un cajón de estacionamiento en el cual se encontraban las oficinas de operación se han mudado a las nuevas oficinas, considerablemente mayores, ubicadas en el mismo predio, donde las personas trabajan frente a sus computadoras con pantalla plana y muebles de trazos contemporáneos. El teléfono no deja de sonar y las alertas del correo electrónico son poco menos frecuentes.



La aceptación del mercado no fue fácil de lograr, al principio muchas tiendas no les abrieron las puertas e incluso distribuidores de artículos de regalo a nivel nacional se negaron a recibir los diseños de Gabymo. Hoy la situación es diferente. Planean entrar a las grandes tiendas departamentales y concretar varios proyectos que signifiquen la permanencia de Fulanitos por un buen rato.


* Artículo publicado originalmente en la revista Boletín Ejecutivo del Bajío Num. 4 Junio, 2004.

804 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page